jump to navigation

El amor de uno no basta. marzo 20, 2008

Posted by anamanzana in Medio Ambiente, Sociedad.
Tags: , ,
3 comments

El amor de una persona no bastará para cambiar al mundo. El sufrimiento y el sacrificio de una persona no bastarán para cambiar al mundo.

 

Sólo el amor de TODOS los que habitamos este planeta detendrá lo que ya iniciamos como parte de nuestro aprendizaje, auto-conciencia e iluminación.

El ego del ser humano es tan grande, es nuestro enorme chip que encaja de forma estupenda en las sociedades de consumo de hoy. Podemos palpar el ego en cada plática casual, en cada instante de interacción humana, sea placer o negocios, sea lo que sea. El ego lo han identificado los publicistas y lo utilizan como el gatillo que desencadenan las frases “porque tú debes y eres más…”.

La persona sin ego se hace notar, y los demás tratarán de destruir esa idea de su mente. ¿Alguien sin ego? Es como alguien sin un punto qué defender de por qué vale más que nosotros. No, eso está mal. Muy muy mal. Lo acostumbrado es admirar a quien jamás dejará de chingar a las demás personas, sea por un buen o no tan buen fin. Pero esas personas tan extrañas, que nos parecen irreales lo mejor es que se vayan por donde vinieron. Básicamente parecen unos mediocres porque tienen las habilidades para aplastar a su contrincante, para ganar todas las batallas que se propongan, para que alguien les ruegue, para burlarse de la integridad de los demás, para destruir….¡y no lo hacen!.

¿Ese es el fin para el que fuimos creados?. Es una idea demasiado intensa que existe en nuestras mentes. Es la conciencia colectiva que transpira a diario en todo el mundo. Hoy nos podemos ver como UN MUNDO, literalmente vernos. Nos es imposible decir que no existen porque no los vemos, pero ahora mismo millones de seres humanos respiramos el mismo aire. La tecnología en comunicaciones ha logrado algo notable, nos muestra en tiempo real, a colores y las 24 horas al mundo.

La idea principal de este mundo como lo vivimos es: SOY LO QUE TENGO HOY. Es triste, pero es lo único en lo que nos hemos puesto de acuerdo en esta vorágine de ideas, para conveniencia de unos pocos e inconveniencia de muchos.

El amor se basa en la confianza ¿estamos listos para confiar? El amor de todos cambiará el rumbo que tiene la humanidad en este momento. El sufrimiento de todos, pero más importante: el sacrificio de todos servirán para tener la idea de un cambio y causarlo, pero me temo que será demasiado tarde para lo que ya hemos afectado, como el medio ambiente.

 

Cuando menciono el sufrimiento, me refiero específicamente al desapego a las cosas materiales, a las personas, a tantas cosas. No hablo necesariamente de latigazos, sino de una cuestión de relatividad sobre tener un BMW o que se repartan los bienes para que menos personas mueran de hambre. De eso se trata el juego de hoy. Por eso todo hasta donde conocemos y con la fórmula que hemos seguido, está perdido. Si no nos convencemos de esto, entonces hagamos lo que mejor hacemos: encender el televisor y sentarnos a esperar… “ahí dios dirá”.

Anuncios