jump to navigation

Muerto el Pit Bull ¿Se acabaron las mordidas? junio 17, 2008

Posted by anamanzana in animales, ética, General, Sociedad.
Tags: , , ,
13 comments

Muerto el pitbull no se acaban las mordidas.

 

Gracias al infortunio de una persona y su perro, nuestro medio se ha convertido para variar  en un circo referente al tema de los perros de la denominada raza “Pit Bull”.

 

El día de ayer mataron al perro de dicha raza, que causó lesiones a varias personas, entre ellas a su “dueño”. Pero aún con todo y el perro muerto dejemos de lado el pensamiento reconfortante de que “estamos a salvo”, y que “muerto el Pit Bull se acabaron las mordidas”.

 

Este caso le hace más mala fama a su ya de por sí desafortunada raza, que en realidad no es UNA sino que así se les conoce para describir de forma general a los American Pit Bull Terrier, al American Sttafordshire Terrier, el Bull Terrier, el Staffordshire Bull Terrier u otro que se le parezca.

 

El origen de los “Bull dogs” tiene su justificación en la sed de sangre de los hombres. Utilizados en el Coliseo Romano, en las cortes Europeas, en las clases trabajadoras en Inglaterra, estos perros han sido peleados en contra de otros animales para entretenimiento de los humanos.

 

En los últimos 20 años, los Pit Bull han sido sujeto de crueldad, abuso y maltrato a un grado y escala que ninguna otra raza habría podido soportar.

 

En otros países inclusive se prohibió su reproducción y tenencia. Tenemos el caso de Holada, en donde la raza fue prohibida en 1993, cuando murieron tres niños presa de Pit Bulls. Sin embargo, en este año se desistió de esta ley ¿por qué? ¡Porque con o sin pit bulls seguían el mismo número de mordidas!. ¿A qué le va a apostar Holanda? A educar a los responsables de perros y a crear reglamentos más estrictos sobre su tenencia. ¿Y los perros agresivos? El vocero del ministro, Koen Geelink dijo que para final de este año van a tener expertos para “tratar y evaluar” a los que presenten un comportamiento agresivo.  No cabe duda que como bien lo dijo Ghandi, el progreso moral de las naciones se ve reflejado en su trato a sus animales.

 

No sé qué tanto valga la vida de los niños en México, como para que esperemos a que otro perro, Pit Bull o no, mate a suficientes para que “ahora sí” se propogan soluciones a largo plazo. Es triste pero es fecha que los gobernantes locales no pueden sino decirnos a las personas que proponemos medidas de fondo, “es que no vamos a pagar para mejorar la vida de los perros y los gatos, si hay otras necesidades humanas”, cuando en otros países claramente podemos ver que no es una cosa por la otra, sino que la cultura de una convivencia armoniosa se refleja de forma positiva para todas las especies.

 

Aclaremos varias cosas, y la más importante es que: los perros no “atacan sin razón”. Los medios han lanzando notas amarillistas para subir el rating, ayudando a mantener la ignorancia de las personas sobre el tema.

 

Un ataque es la culminación de eventos previos que incluyen: comportamientos inherentes y aprendidos, raza, socialización, función del perro, condición física y tamaño del perro, temperamento individual, estrés en el ambiente, responsabilidad del dueño, comportamiento de la víctima, tamaño de la víctima, condición física, momento y mala suerte.

 

En una ciudad donde las personas no sabemos ni pasear con correa a nuestro perro, en donde la gente aún le abre las puertas a sus perros para “que vayan al baño” con el vecino o al parque, y donde tener a un perro en la calle o viviendo en la azotea o amarrado “está bien”, es IMPOSIBLE que dejen de existir este tipo de casos si no traemos al consciente este tema y lo proponemos como un tema de ética en el trato a otras especies, sana convivencia y valores.

 

¿Cuándo vamos a entender que los peligrosos jamás serán los perros sino las personas que deciden tenerlos y no informarse jamás sobre cómo criar un perro seguro y sociable con otras personas y otras especies?

 

Las asociaciones protectoras de animales y personas de la sociedad entendemos que es una labor de titanes “cambiar” la sola idea que convierte hoy por hoy al perro no en un animal de compañía, sino en un objeto que cualquier ciudadano sin el mayor reparo puede dejar en la calle.

 

Es fecha que la comunidad sigue aplaudiendo, reconociendo y felicitando “tan bonita labor”, pero igual tampoco esteriliza a sus perros(as), ni tampoco cuida que no se reproduzcan por lo que continúa generando más cachorros, aún peor, siguen acudiendo a carretera nacional a alimentar e incentivar la venta indiscriminada de perros que el gobierno no ha podido frenar.

 

Realmente creen ustedes que muerto el Pit Bull ¿se acabaron las mordidas?.

 

A las personas que deseen más información sobre el tema, pueden leer el excelente libro de Karen Delise, ella misma una estadounidense sobreviviente de un ataque múltiple de perros. Su libro se llama “Ataques fatales de perros. Las historias detrás de las estadísticas”. Dedica un capítulo entero al tema de los “Pit Bull”, y les comparto una parte:

 

“Qué fácil es disminuir a una raza el problema. Encontrar el verdadero problema en la pobreza, crimen, abuso animal, ignorancia, avaricia, el deseo de violencia por parte del hombre es demasiado para la mayoría de las personas, así que culpamos a los perros por nuestras fallas sociales.

 

Entonces, el problema de los Pit bull es DE LA GENTE.  Las condiciones, comportamiento y abuso de los Pit Bull en la sociedad actual, es un reflejo de la cruel naturaleza y falta de humanidad en nuestra especie.”

 

Para ver nota completa sobre Holanda y su postura reciente hacia los Pit Bulls:

 

http://asia.news.yahoo.com/080609/ap/d916m6uo2.html

 

Gracias a Nacho Sáinz por la información 🙂