jump to navigation

Ayudar o no ayudar ¿a quién es realmente un dilema? noviembre 12, 2008

Posted by anamanzana in animales, ética, Emociones, General, perros, Sociedad.
Tags: , , , , , ,
6 comments

Recuerdo que hace unos 4 años, cuando participaba activamente en PRODAN (www.prodan.org.mx) una amiga de la organización, propuso un visita de los “perritos de zooterapia” al asilo para personas de la tercera edad Monte Carmelo.

Me pareció genial la idea, por lo que accedí a organizar la visita. Días después, esa misma persona sugirió que podríamos llevar al asilo artículos que los internos recurrentemente consumen como papel higiénico, pasta de dientes, cepillos, etc.

Utilizando cuanto medio de difusión estuvo a nuestro alcance, se logró contagiar el entusiasmo de una visita canina, y de ayuda directa al asilo, de tal suerte que muchas personas cooperaron. Éste asilo en particular se enfoca a personas de escasos recursos.

El día esperado llegó, y como una empresa de artículos de limpieza donó muchos galones de desinfectantes y cloro, tuvieron que prestarnos una camioneta. Hubo donaciones de todo tipo: paquetes de pañales, ropa, jabones, desodorantes,rastrillos, pasta de dientes, entre otras muchas cosas . Fue muy gratificante para las 10 personas que pudimos asistir convivir con los ancianos y personal del asilo, asimismo haber podido ayudar al menos un poco más de lo esperado y aprovechar la visita.

Ale con Nikita y Frida en el asilo

Ale con Nikita y Frida en el asilo Luis Elizondo.

Como una estrategia de transparencia, para los casos de donaciones  se enviaba vía correo electrónico, un listado con la relación de los artículos y donantes, junto con alguna foto anexa con evidencia del destino de las donaciones. En este caso no fue la excepción y posterior al pequeño reporte, llegaron algunos mensajes de personas que querían seguir donando al asilo por lo que se les canalizó con el área de relaciones públicas del mismo.

Lo que confieso, me tomó por sorpresa fue el mensaje de una chica que decía palabras más o palabras menos algo como: ” Yo la verdad no los entiendo, si son PRODEFENSA ANIMAL ¿cómo es que ayudan a los viejitos?. Creo que están siendo muy poco claros y creo que está mal que si dicen que ayudan a los perritos ayuden a otras causas que no tienen que ver con ellos”.

Había estado expuesta más bien a reacciones como “.. ¿¡y por qué no ayudan a… [rellene aquí con la causa humana de su preferencia] en vez de ayudar animales!?”.  Pero ésto fue algo totalmente inesperado.

No tuve sino contestarle que no existía aparentemente ningún tipo de conflicto de intereses ya que como quiera iríamos al asilo, y el hecho era aprovechar un medio para acarrear mayores beneficios para un grupo de humanos en condiciones vulnerables. La comunicación había sido muy clara como para confundir el objetivo de la visita.

Pero a final de cuentas ¿existe un dilema moral real? A mi forma de ver no, ya que me es muy evidente que las personas activas en temas de acción social, tratan por mucho generar un mejor ambiente para todos. Terriblemente egoísta sería tratar de convencer a los demás, que el tema que ME interesa es el ÚNICO al que deben apoyar.

La implementación de esfuerzos complejos, en donde una organización o proyecto, o varias pueden crear más valor o beneficios para un grupo o varias causas, no implicará jamás una desviación de su misión.  Los problemas sociales actuales son precisamente un entramado complejo de situaciones que requieren de grupos especializados que tengan la capacidad de trabajar en conjunto, utilizando esa característica única del ser humano: la habilidad de tener la visión del sistema completo, más allá de su situación particular.